sábado, 2 de mayo de 2015

¡Grandes transformaciones!

En las clases de estos días hemos estado trabajando con barbies y muñecas bastante estereotipadas.
Hemos hecho grandes cambios como podéis observar en las fotos.
Para la transformación hemos utilizado diferentes recursos. Yo, por ejemplo, he rellenado con algodón a la muñeca para hacerle un cuerpo y unas piernas con más forma, porque tenia unas piernas rectas y delgadísimas y quería "normalizarla", ya que nadie tiene un cuerpo así. Luego le he puesto ropa más "normal" que he realizado con trozos de tela que tenía por casa,  ya que mi muñeca venía con el típico vestido de princesa, y que nadie se pone para salir un día normal a calle.

Aquí podéis observar el perfeccionismo al que llegan estas muñecas:

 
 
 
Las muñecas ya transformadas:
 


 
 
 
Quizá algún día todas las barbies sean así:
 

 
 


viernes, 17 de abril de 2015

domingo, 12 de abril de 2015

"Muestra a las muñecas sin maquillaje. Sorprendente cambio"



El proyecto de la australiana consiste en pintar la cara de las famosas muñecas Bratz, para mostrar su lado más inocente, y nosotros nos unimos a ella para transformar nuestra propia muñeca en las clases de plástica, y no sólo Bratz sino cualquier muñeca.

Estas muñecas, son famosas en todo el mundo: cabezonas, con vestuario llamativo y maquillajes de colores. Son referentes de niñas alrededor del mundo por su imagen de glamour y estilo.
Buscando cambiar esta imagen, la artista australiana creadora del sitio Tree Change Doll, comenzó a colgar fotografías de los drásticos cambios que realizó en las muñecas.
Su propuesta busca mostrar una imagen más adecuada para las niñas, convirtiendo a las Bratz en personajes sencillos y cercanos a la naturaleza. Por eso utiliza la leyenda “rescatadas”  para referirse a las muñecas que ha ido comprando en distintas tiendas, para luego pintar sus caras y removerles todo el maquillaje. Además les crea zapatos y su mamá cose y teje los nuevos vestuarios.
Aquí están algunas de las muñecas antes y después del cambio de look. 

¿Cuál prefieres?

Más adelante iremos colgando nuestros trabajos y cambios en nuestras muñecas.


lunes, 30 de marzo de 2015

La "Barbie humana"

Con motivo del trabajo que estamos realizando en clase sobre los estereotipos de las Barbies, me decidí a investigar un poco sobre este mundo y encontré cosas alucinantes.
A pesar de que hay muchas chicas que se parecen a muñecas, me llamó especialmente la atención del caso de Valeria Lukyanova.
Es una chica Ukraniana que es considerada la Barbie humana por su semejante aspecto a estas muñecas.
En una entrevista que más abajo os adjunto (el vídeo es un poco largo pero básicamente en los primeros 5-10 min se da la información más interesante), con tan solo 15 años, Valeria Lukyanova asegura que no se ha operado nada más que los pechos, cosa que dudo un poco, y nos cuenta que su cintura mide nada más y nada menos que ¡47cm!.
Dice que le molesta que la llamen la Barbie humana, ya que ella no buscaba parecerse a la muñeca, dice que ella nació así, por su genética.
Ella misma dice que es muy guapa. También es un poco peculiar, ya que asegura que viene de otro planeta, que recuerda que cuando estuvo en otro planeta media tres metros y su piel era azul.

No solo creáis que existe la Barbie humana, sino que también existe el Ken humano, Justin Jedlica, un neoyorkino de 32 años.
A diferencia de lo que dice Valeria, nuestro Ken sí que se ha hecho numerosas operaciones por todo el cuerpo.
Si pensabais que aquí estaba la pareja perfecta de Barbie y Ken, lejos de eso, los dos personajes se llevan a matar.

En fin, y ahora me pregunto ¿esta gente está bien de la cabeza?, ya no solo por sus transformaciones sino por todo lo que dicen, ya que no son cosas muy normales...

-Vídeo entrevista Barbie humana: https://youtu.be/K-a115y3les
-Vídeo Barbie humana más mayor y más estereotipada: https://youtu.be/08LYLOa2aX0
-Vídeo Ken humano: https://youtu.be/-YFIzL93YBw

jueves, 12 de marzo de 2015

FINALIZACIÓN DEL TALLER


Cómo cada miércoles tenemos clase de Plástica. Ayer fue una clase diferente ya que salimos al césped a realizar las exposiciones de los diferentes talleres con los que hemos estado trabajando en clase durante varias semanas. Para desarrollar las presentaciones de los trabajos realizamos un círculo, una vez dispuestos así las profesoras nos explicaron que esa forma que habíamos adoptado daba protección, por lo que estábamos a salvo de nuestro monstruo gigante.

- El grupo de marionetas nos llenó de magia con las varitas mágicas de las hadas que habían realizado. Además realizaron un conjuro por el cuál el príncipe y la princesa se encontraban en el centro del círculo.

- El equipo de dibujo nos explicó cada una de sus creaciones, que en su mayoría eran hadas y en qué se habían inspirado para realizar sus dibujos. Algunos de los dibujos estaban relacionados ya que habían creado pequeñas historias de guardaespaldas.

- El equipo de collage, nos mostró su trabajada historia sobre una boda en la que con recortes de periódicos y revistas aparecían todo tipo de personajes actuales con caracterizaciones peculiares y graciosas

- Y finalmente nuestro grupo que era el de ¡A lo grande! bautizamos a nuestro monstruo a tamaño real con el nombre de: Huevotor Eggtor. Hablamos del hada que también habíamos creado, y para notar su presencia fue posándose en la mano de cada uno de los que formábamos el círculo. Para terminar hicimos una fila y durante tres segundos dijimos al monstruo lo que quisiéramos y le hacíamos una señal, una reverencia o un gesto.




viernes, 6 de marzo de 2015

Muñecas reales

Creo que este artículo es muy interesante de cara a la actividad que vamos a hacer con las muñecas estereotipadas. Creo que podemos sacer ideas para 'naturalizar' nuestras muñecas y también creo que podemos ver como cada vez más gente se da cuenta de lo ridículo que es el tener iconos de belleza tan absurdos como estas muñecas. Espero que os guste, lo encontré por Facebook.


miércoles, 4 de marzo de 2015

Nuestros monstruos

Hoy hemos terminado nuestro monstruo en clase y también el hada, y hemos estado hablando de lo que es un monstruo para nosotros, llegando a la conclusión de que es algo grande, que da miedo, algo a lo que no nos enfrentaríamos, y sobre todo malo. Pero mi duda es ¿los monstruos son malos por naturaleza o nosotros mismos les damos esa connotación por ese miedo que nos dan? Sean cuales sean nuestros monstruos, creo que no tienen por qué ser malos.
Esta idea me ha venido tras ver hoy la película del director Bibo Bergeron, estrenada en 2011, 'un monstruo en París'. Donde resulta que ese monstruo al que todo el mundo teme termina siendo una criatura adorable e incomprendida (esto no desvela nada relevante de la película) pero es un detalle simple que me ha hecho pensar en que quizás nuestros monstruos no son tan malos, sino que ese miedo innato que les tenemos nos provocan una sensación de rechazo hacia ellos y por eso la simple idea de hacerles frente nos aterroriza.
Me gustaría terminar diciendo que a lo mejor, no son los monstruos los malos, sino que en nuestro interior tenemos un pequeño monstruo que nos limita y nos obliga a actuar de cierta manera provocándonos esa paralización hacia aquellos que creemos que son malos pero que si pensamos bien, no tenemos la certeza de que lo sean.
Como diría Massimo Gramellini en su libro 'Me deseó felices sueños', todos tenemos un "Belfegor" dentro de nosotros, es decir, todos tenemos un monstruo que nos auto boicotea en los momentos de dificultad. Pero yo creo que todos también tenemos un hada o un ente benigno (al que todavía no le he puesto nombre ni he leído que nadie se lo haya puesto aún) que nos ayuda a silenciar la voz de nuestros 'Belfegores' particulares. Opino que es bueno que ambos entes convivan dentro de nosotros pero en un equilibrio y saber cuando escuachar más a uno que a otro. En definitiva, aunque todos tengamos monstros o cosas en la vida que nos aterren, deberíamos pensar en que ese miedo probablemente venga dado por nosotros mismos y que solo somos nosotros los que podemos evitar ese terror a hacerles frente.

Diana Plaza